El marketing de andar por casa como estrategia de búsqueda de empleo

En los módulos que impartimos a los desempleados, insistimos en la idea de diseñar una estrategia de búsqueda de empleo basada en la idea de ser “el mejor comercial de uno mismo”, donde el primer principio expuesto es que para presentar una candidatura atractiva para la empresa hay que parecer buen profesional. 

Esto supone saber mostrar el mejor escaparate posible de nosotros mismos, ya que para detenerse en valorar a un candidato/a, tendremos que esforzarnos en atraer la atención del reclutador, para no ser uno más del montón. Para ello deberemos conocer las necesidades de la empresa y nuestros puntos fuertes y saber conjugarlos convirtiéndolos en argumentos de venta que reporten un beneficio y un valor añadido para la empresa destinataria de nuestros servicios.

Cuando a los desempleados se les pregunta por los beneficios que ellos pueden aportar al desempeñar su ocupación en una empresa, la mayoría exponen sin mucha convicción características que no suponen una ventaja competitiva frente a la mayoría de candidatos homogéneos, y que por lo tanto no les hace destacar de otros competidores, y aun más importante, hace que su candidatura caiga en el olvido más absoluto. Sin embargo cuando les preguntas qué beneficio básico les reporta una marca o una empresa en particular no tienen ninguna duda en responderte.

El posicionamiento que las empresas utilizan para que todos los consumidores tengan impreso en su mente los valores que la empresa intenta vender es una idea que intentamos transmitir a los desempleados desde una perspectiva de marca personal, donde el candidato que consigue visibilidad, reconocimiento y prestigio a lo largo de toda su trayectoria personal y profesional se convierte él mismo en factor de diferenciación para alzarse en la opción preferente. Y eso es precisamente lo que consigue un buen posicionamiento, ser recordado como la primera alternativa cuando una empresa necesita de un profesional concreto.

Nosotros como consumidores actuamos de la misma forma, ya que cuando tenemos un problema urgente, las primeras opciones que contemplamos para contratar un servicio que nos resuelva esa dificultad provienen todas de nuestra memoria, originadas a su vez por experiencias directas previas, referencias de conocidos o familiares, etc. Para que esa alternativa elegida esté en nuestra mente ha debido causar en su momento una evaluación positiva, satisfacción por el servicio prestado, buena impresión, eficiencia, profesionalidad, etc., aspectos que por alguna razón valoramos positivamente de forma diferencial y quedaron por tanto impregnados en nuestro cerebro.

Una vez establecido el posicionamiento y elaborado un discurso persuasivo basado en las ventajas que la candidatura aporta, habrá que elegir los canales de difusión específicos para las empresas de interés. En este punto deberemos poner en acción todas nuestrascompetencias y habilidades sociales para desarrollar una actividad de relaciones públicas,que consistirá básicamente en identificar a los actores principales de ese sector económico, e intentar llegar a ellos a través del conocimiento favorable que hayamos podido generar enintermediarios que puedan servirnos de prescriptores de los verdaderos protagonistas de las decisiones de contratación.

Samuel Ibáñez
@ibarodsa

Acerca de orientadorespalencia

Orientador laboral. Técnico de formación. Ver todas las entradas de orientadorespalencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: