La roja y el éxito de lo colectivo

Ahora sí que sí, podemos decir que hemos conseguido algo histórico. Somos tricampeones. Jamás una selección nacional de fútbol había conseguido tres títulos consecutivos (eurocopa, mundial y eurocopa).Todo esto en cuatro años gloriosos para el deporte y, sobre todo, para el fútbol español.

La prensa internacional se rinde al juego y estilo de “La Roja”, un estilo que nos ha hecho únicos y que nos diferencia y nos hace destacar frente al resto de países. Somos, ahora mismo y más que nunca, un referente mundial. Nuestro fútbol ha marcado escuela. Esta selección ha demostrado que con esfuerzo, dedicación y mucho trabajo, se pueden conseguir todas las metas y objetivos que cualquiera se pueda proponer. Es la viva imagen del éxito.

Esa palabra tan deseada y esperada por muchos profesionales en su correspondiente ámbito laboral. Este éxito digamos que no sólo se ha conseguido por los jugadores que marcaron gol en la final contra Italia, sino que ha sido labrado por el conjunto del grupo en su totalidad que lleva detrás, es decir, a parte del resto de jugadores, por los miembros del cuerpo técnico; incluyendo utilleros, masajistas, jefa de prensa…

Cada pieza del puzle hace que el engranaje de “La Roja” funcione a la perfección. Siempre se ha dicho que la unión hace la fuerza. El trabajo en equipo es de vital importancia en cualquier tipo de organización. Un equipo de fútbol diremos que es como un equipo interactivo, una orquesta sinfónica o un departamento de urgencias de un hospital. Sus características son: posiciones fijas, pero interdependientes; trabajo “en paralelo” y se trabaja como un equipo. Las ventajas que ello proporciona son un alto grado de flexibilidad y de rapidez. En cuanto a sus requisitos decimos que, primero, debe existir una planificación de objetivos; la palabra del capitán-líder es ley; las “estrellas” se subordinan al equipo y la información debe ser descentralizada y disponible a tiempo real.
En un equipo siempre prima lo colectivo frente a lo individual. Es cierto que hay trabajadores que destacan sobre el resto. Personas que poseen un mayor grado de talento. Pero nosotros somos de los que pensamos que un líder no nace, si no que se hace

A la hora de formar personas en una empresa se debería tener muy en cuenta la totalidad de la plantilla, es decir, no sólo tener en cuenta aspectos individuales.

Construir un buen equipo es conseguir la confluencia de un clima emocional fundamentalmente cooperativo, unos perfiles complementarios capaces de realizar tareas complejas y de una misión o proyecto ilusionante, con una dirección y liderazgo de equipo adaptado al perfil de la tarea y de las personas.

Participar en la creación de un equipo o en la implantación de este estilo de trabajo es una oportunidad de crecimiento personal. Los demás constituyen un espejo que nos refleja cómo somos y, además, puede pulir los ejes de nuestra propia personalidad.

Sólo a través de la colectividad y de la cultura podemos enriquecernos como individuos y, como consecuencia, convertirnos en personas plenamente satisfechas.

Acerca de talentous

Talentous dota de objetividad y transparencia al mercado de selección online de profesionales. Talentous ofrece un sello de talento a los profesionales, referente de su marca personal que les diferencia entre la competencia. Ver todas las entradas de talentous

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: