Planifica

mar-en-calmaFrancamente pienso que es mucho más apetecible y motivador reflexionar sobre sobre asuntos del futuro en épocas de bonanza. Cuando el viento es suave y sopla a nuestro favor, cuando tenemos la mar en calma, siempre resulta mucho más sencillo el conseguir

dirigir nuestra embarcación por el rumbo deseado mientras, entretanto, disfrutamos, además, de la plácida travesía que la diosa fortuna parece haber puesto a nuestros pies.

Aun con esta reflexión, lo cierto es que yo estoy muy lejos de entender de las artes del mar, pero no es menos cierto por ello, por otro lado, y doy fe, que atravesemos el momento que atravesemos, nos encontremos en la situación que nos encontremos y, nos cueste lo que nos cueste, si queremos alcanzar un objetivo, el nuestro, el que nosotros deseemos, será una «necesidad» ineludible una correcta «planificación» de nuestro rumbo, con la presencia, incluso, de aquellas famosas cuestiones del dónde, cómo, cuándo y por qué.

La reconsideración de nuestro rumbo profesional -tanto como el vital- debiera ser algo más que una práctica en momentos de necesidad -de la que aun así, por cierto, nos olvidamos-. Y es que lo verdaderamente peligroso de todo esto está en el no saber hacia dónde nos dirigimos; que ya lo decía el filósofo cordobés:

“No hay viento favorable para el que no sabe adónde va” Lucio Anneo Séneca (4 a.C. – 65 d.C.)

Así, no estaría de más el plantearnos descubrir adónde queremos llegar, examinar nuestras herramientas, nuestras armas, diseñar nuestros modos y concebir nuestro plan; vivir, en fin, estratégicamente mirando de frente al mañana.

planificación-estratégicaY como todos cambiamos, tanto como cambia la historia a nuestro alrededor, deberemos andar ligeros y sentirnos ágiles. De esta manera, un objetivo y un plan nunca deberían ser una carga, un objetivo y un plan no tendrían por qué ser rígidos, definitivos.

Podemos modificarlos, redifinirlos cuantas veces queramos, necesitemos o, simplemente, nos apetezca. El objetivo y el plan no son los dueños de nuestra vida, sino muy al contrario. Pero para eso, para poder rediseñar nuestra senda, antes tenemos que haber marcado por dónde empezar el camino.

Y así, si quieres algo más de la fortuna, tendrás primero que buscarla con trabajo y tensón y ponerte frente a ella cara a cara. Es la única manera de encontrarte con su sonrisa.

Mueve ficha y comienza ya, en este presente, a ganarle la partida a tu futuro.

@pedroatienza

Acerca de Pedro Atienza

Máster en Gestión y Administración de Empresas. Experto en Coaching Ejecutivo. Formado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos. Experto en Gestión y Desarrollo de Despachos Profesionales. Formador Ocupacional y Técnico en Marketing y Ventas. Ver todas las entradas de Pedro Atienza

One response to “Planifica

  • Jose Ignacio Cenoz Checa

    Siguiendo con el simil marítimo hace falta un faro, que nos de luz y nos advierta de los peligros. Una luz fija pero que da vueltas buscando nuevos rumbos e iluminando sitios oscuros, que siempre está ahí aunque su reflejo no aparezca en los momentos en que nos sumimos en la rutina y en el trabajo del día a día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: