El dominio es un estado mental

La búsqueda del dominio está en nuestra mente. Lo que la gente cree es lo que la gente consigue. Nuestras creencias sobre nosotros mismos y la naturaleza de nuestras destrezas determinan cómo interpretamos nuestras experiencias y pueden establecer los límites sobre lo que conseguimos.

El párrafo anterior está basado en una investigación que realizó Carol Dweck sobre nociones de inteligencia, la cual es aplicable a la mayoría de las capacidaddes humanas. Según Dweck, las personas pueden mantener dos puntos de vista muy distintos sobre su propia inteligencia; los que sostienen una “Teoría de la entidad” creen que la inteligencia es solo esto, una entidad. Existe dentro de nosotros, en una cantidad finita que no podemos ampliar.

 

Por otro lado, los que subscriben una teoría incremental adoptan un enfoque distinto. Creen que, aunque la inteligencia puede variar ligeramente de una persona a otra, finalmente es algo que con esfuerzo, somos capaces de aumentar. En el primer punto de vista la inteligencia es algo que demuestras, en el segundo, algo que desarrollas.

Las dos teoría llevan por dos caminos muy distintos – uno que se dirige hacia el dominio y otro que no. Dewck divide las metas en dos tipos: las de rendimiento y las de aprendizaje. Sacar sobresaliente en la clase de francés es una meta de rendimiento; ser capaz de hablar francés una meta de aprendizaje.

En varios estudios, encontró que poner a los niños una meta de rendimiento (por ejemplo, sacar una buena nota en un examen) era eficaz para problemas relativamente directos, pero que, a menudo, inhibía la capacidad de los niños de aplicar los mismos conceptos a nuevas situaciones.

Las dos autoteorías adoptan posturas muy distintas sobre el esfuerzo. Para los teóricos incrementales, el esfuerzo es positivo. Ven el hecho de trabajar más duro como una manera de mejorar. En cambio, “La teoría de la entidad, es un sistema que requiere una teoría de éxitos fáciles” ya que trabajar duro es sinónimo de no ser tan bueno. En cierto sentido, los teóricos de la entidad quieren parecer expertos sin invertir el esfuerzo en alcanzar el dominio.

Ambos tipos de mentalidad provocan distintas respuestas ante la adversidad: una a la que Dweck llama “indefensa” y la otra, “orientada al dominio”. En un estudio hecho entre alumnos estadounidenses de quinto y sexto de primaria, Dweck les dio 8 problemas conceptuales que podrían resolver, seguido de 4 que no podían (por la edad).

Los alumnos que defendían la idea de que la capacidad mental es fija se rindieron muy rápido muy rápido ante los problemas difíciles y culparon de sus dificultades a su falta de inteligencia. Los alumnos con una mentalidad más expansiva, siguieron trabajando a pesar de sus dificultades y presentaron unas estrategias mucho más inventivas para hallar una solución. Éstos jovenes reconocieron que los obstáculos son inevitables en el caminio hacia el conocimiento y que incluso podía servirles de guía de aprendizaje.

¿De qué autoteoría te consideras?¿Crees que puedes mejorar? En www.talentous.com te ayudamos.

Acerca de talentous

Talentous dota de objetividad y transparencia al mercado de selección online de profesionales. Talentous ofrece un sello de talento a los profesionales, referente de su marca personal que les diferencia entre la competencia. Ver todas las entradas de talentous

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: